¿CÓMO ELIJO MI PROTECTOR SOLAR? ¿Y EL DE MIS HIJOS?

¡Hola a todos! Como viene siendo habitual en esta época del año, queremos hablaros de la importancia de utilizar protectores solares adecuados y de qué pasos debemos seguir a la hora de elegir el que más nos conviene a cada uno. Hace unos meses ya os hablábamos de la importancia de cuidar la piel en profundidad para evitar enfermedades de la dermis, y hoy volvemos a hacer hincapié en este tema ya que lo consideramos de vital importancia.

¿Sabías que los efectos de la radiación solar recibida a lo largo de nuestra vida son acumulativos? La piel conserva la memoria de todas las radiaciones a las que ha sido expuesta durante años y años. Además, el riesgo del efecto acumulativo de radiación ultravioleta no desaparece después del verano. Aunque la intensidad sea menor en invierno debido al ángulo de la luz solar, la luz ultravioleta sigue siendo lo suficientemente fuerte como para dañar la piel. Es por ello que debemos de proteger nuestra piel durante todo el año y muy especialmente en verano. Por eso mismo hoy os queremos dar  7 recomendaciones que debéis seguir a la hora de elegir protector solar:

7 recomendaciones para elegir protector solar

  1. ¿Qué quiere decir “factor de protección solar FPS” ? Pues, si el factor de protector solar es de 15 significa que tardarás 15 veces más tiempo en quemarse que si no usaras el protector solar.
  2. Revisa la etiqueta y escoge el solar que tenga protección contra los rayos UVA (ultravioleta-A) y los rayos UVB (ultravioleta B). La radiación ultravioleta en altas dosis aumenta el riesgo de padecer melanoma maligno. Los rayos UVA crean las arrugas y envejecimiento prematuro y los rayos UVB causan quemaduras de sol.
  3. Usa un bloqueador solar con SPF 30 o más si eres de piel blanca, si hace un día caluroso y entre las 10 y las 16 horas. Las personas de piel más clara necesitan mayor protección.
  4. Intenta escoger un protector solar con, al menos, un SPF 15, lo que te ofrecerá un 93% de protección contra los rayos UVB
  5. Busca un protector que sea resistente al agua si vas a nadar o a hacer deporte.
  6. Escoge la protección según tu tipo de piel: si tienes la piel grasa, trata de usar un protector solar que no sea comedogénico (así no bloqueará los poros ni te causará acné).
  7. Puedes elegir entre crema, gel, barra de cera o un aerosol. Usualmente, las barras de cera son muy útiles para los labios.

En el caso de los niños, el mismo protector solar no vale para toda la familia.Cada uno tiene un fototipo diferente y un tipo de piel distinto, además, los niños tienen una piel más permeable y pueden sufrir alergias a los filtros, sobre todo químicos (de los protectores para adultos). Su estrato corneo es más fino, no tienen desarrollada la melanogénesis y tienen menos defensa frente a los radicales libres. Por eso:

  1. A los menores de 6 meses no debemos aplicarles protectores (ni llevarlos a la playa).
  2. A los bebés de 6 meses a 3 años debemos aplicarles protectores solares de filtros minerales
  3. A los niños mayores de 3 años debemos aplicarles protectores pediátricos 50+ resistentes al agua, además de vestirles con camiseta algodón, sombrero y gafas homologadas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s